viernes, 11 de enero de 2013

Sombras, jaulas...

Sombras, jaulas...
tu espejo.
Esa luz que ya no veo.

Sombras, jaulas...
tu magia.
Esa ilusión que no siento.

Sombras, jaulas...
mis sueños.
Esa voz que no me oye.

Sombras, jaulas, miedos...
Tu no estás.
Y con el eco de mi grito, muero.

2 comentarios:

Elisa dijo...

Este poema es una obra de arte porque es capaz de transmitir, de una forma dolorosamente hermosa, un sentimiento de profunda tristeza y desesperación.

Mara dijo...

Otra vez gracias, Elisa. Me alegro que te guste.

Un besazo.
Mara.