martes, 24 de febrero de 2015

Un Bartleby de pacotilla.

Un febrero, hace ya cinco años, comencé a escribir este blog.
Tenía la necesidad imperiosa de volcar mi corazón en este espacio.
Mi espacio lo lanzaba al espacio.
No sabía si algún día alguien entraría a leerme, eso era lo de menos, o quizás lo de más.
Hoy, abandoné esta historia, por lo que podría denominarme un "bartleby" de pacotilla.
Sí, de pacotilla; pero al fin y al cabo, un "bartleby" más.

No hay comentarios: